martes, 26 de agosto de 2014

¿Capul or not capul?

¿Quieres cortarte el capul pero tienes miedo de verte como Matilda? ¿Te cogiste el capul con ganchos como Betty para ver como te verías con él pero aún no te decides? ¿Quieres ser una mujer nueva, tal vez Zooey Deschanel?  






Aún cuando el capul es un acierto, mantenerlo es otra cosa porque solo queda como lo quieres por un microsegundo. Las etapas de la vida de un capul son las siguientes:

- Te lo cortas
- Muy largo y no ves nada
- Te lo cortas otra vez
- Muy corto
- Muy corto
- Muy corto
- Perfecto
- Muy largo y no ves nada 
- Muy largo y no ves nada 
- Muy largo y no ves nada
-Te lo cortas
-Demasiado corto
- "No me vuelvo a cortar el capul nunca más".


Podemos evidenciar un comportamiento muy parecido al de los aguacates.

El capul es una de esas cosas que uno tiene que hacer mínimo una vez en la vida, dos si contamos la vez de la niñez. Hay una amplia variedad de capules y copetes, a todo el mundo se le puede ver bien uno, sólo hay que escoger la forma correcta. El estilo y los productos apropiados también te ayudarán si tu pelo se porta como un embajador del frizz o como un manboy que a partir de un punto se rehúsa a crecer. Lo más importante para cortarse el capul es ir donde alguien que sepa lo que hace, un muy buen estilista o Edward Scissorhands. Si confías en tu estilista, hasta con tu vida o tu primogénito: Hazlo! 

La verdad este post tiene dos objetivos: 1. Sopesar los pros y contras del capul.  y 2. Mostrarles que ya sé hacer videos en el blog! Wohoo! Voy a celebrar con una totuma y unas tijeras! 


video


Pronto, 

L. 

No hay comentarios: